UN MERCADO EN PLENA ERECCIÓN

 

 

Es sumamente difícil tocar el tema del mercado de la disfunción eréctil sin que se nos escape un jocoso símil de cualquier naturaleza afín al sexo, o que cualquier comentario dibuje una pícara sonrisa en el rostro de hombres y mujeres que suelen decir que “nunca la han usado” o aquellos que con su pecho inflado y engrosando su voz dicen: “a mí no me falta eso” o “yo no necesito de eso”. Otros sin ocultar su desliz pero como medio de refuerzo al ego machista exclaman: “no me hizo ningún efecto, no vi ninguna diferencia” ¡Mentira!, que levante la mano quien no la haya usado y que no se haya atrevido a repetir.

 

Para pocos pasa desapercibido el crecimiento sostenido que mantienen los productos dedicados al tratamiento de la Disfunción Eréctil, sobre todo a quienes hacen vida en el negocio farmacéutico y en el servicio de la salud. También es sabido que el uso de estos productos ha sobrepasado con creces la cantidad de personas que realmente sufren esta afección de origen orgánico o psicológico. Observamos a diario, en especial los fines de semana, como personas muy jóvenes, y hasta los muy maduros, solicitando en las farmacias su pastillita para uso en ese mismo día. Incluso vemos como se viene ofreciendo estos productos en los baños de algunos restaurantes o variados sitios nocturnos o en las puertas de los moteles, hasta en solidarias gasolineras. Viernes y sábados repunta la venta de estas milagrosas creaciones de la ciencia siendo un negocio altamente rentable para las farmacias por el rápido movimiento o rotación que tienen.

 

Ya no es raro que para la esperada ocasión sea parte del ritual y no en muy pocos casos, demandado por las féminas como receptoras finales de los alentadores efectos esperados de estos productos. Día a día más parejas se suman al club de las bondades de la variopinta tableta, y todavía en muchas ocasiones las damas desconocen la fuente de tan animadas faenas o renovadas fuerzas, pues muchos hombres aún prefieren guardar el secreto de su muy macho comportamiento. Otros que planifican mejor sus actividades de fin de semana, o aquellos siempre listos para lo no planificado, como buen Boy Scout, nunca les falta en su billetera, guantera del carro o la gaveta de la oficina y siempre pregonan: “Nunca salga sin ella”, como si fuera un instrumento de crédito.

 

Según los cálculos realizados con los datos obtenidos de la publicación mensual IMS de PMV de Venezuela (enero 2.007), que nos facilita Leonardo Puche, Gerente de Mercadeo de Laboratorios Valmorca y “padre de la criatura”, como él mismo dice y habla de su producto estrella como de su ”bebé”, en promedio cada 2,4 segundos se vende en Venezuela una tableta para la disfunción eréctil, esto es tomando en cuenta a todos los productos que compiten en este dinámico segmento, sumando 13.356.400 tabletas al año.

 

Sólo de sildenafil, la droga más ampliamente buscada y vendida, siendo la primera en su género, se vende una tableta cada 3,4 segundos, correspondiente a 9.270.000 tabletas durante el año 2.006. Como vemos en el cuadro anexo el número de tabletas al año que venden los principales competidores y los segundos que transcurren para la venta de una tableta de cada uno de ellos.

 

Producto

Tabletas/Año

Seg./Tab.

Mercado Disfunción Eréctil

13.356.400

2,4

Duroval (Valmorca)

3.861.600

8,2

Cialis (Lilly)

3.214.400

9,8

Viasek (Leti)

2.837.900

11,1

Sildenafil Elter

1.011.900

31,2

Levitra (Bayer)

871.900

36,2

Viagra (Pfizer)

583.700

54,0

 

Según las proyecciones que calcula frecuentemente Leonardo Puche, la tendencia del mercado es a seguir expandiéndose rápidamente como lo ha hecho en los últimos cuatro años. Revisando la historia, para el año 2.002 se vendieron un total de 815.700 unidades, en ese entonces habían en el mercado sólo 5 productos, dos de ellos ya han desaparecido, y al cierre del año 2.006 totalizaron 7.982.200 unidades con 17 productos y nuevas presentaciones. Esto es un increíble crecimiento de 879% y aunque esta ampliación viene teniendo un ritmo menos acelerado en los últimos años, para este año 2.007 se espera aún una expansión de al menos un 48% en unidades. Esto significa que el mercado llegará a vender al cierre de 2.007 unas 11,8 millones de unidades, posiblemente alrededor de unas 19 millones de tabletas o de “caritas felices” como les dice Leonardo Puche. Para tener una idea de la velocidad de salida de las farmacias, durante este año la venta en este mercado promediará una tableta cada 1,6 segundos. Pregúntenle a los dueños de farmacias sí este no será un estupendo negocio.

 

 

 Unidades (miles)

2.001

2.002

2.003

2.004

2.005

2.006

Total Mercado

703,6

815,7

1.397,0

2.967,8

5.216,5

7.982,2

Duroval

 

6,7

302,1

651,8

1.510,1

2.268,7

Cialis

 

 

298,7

988,4

1.485,2

2.127,5

Viasek

 

 

107,8

429,4

858,5

1.437,5

Levitra

 

 

20,9

319,9

619,0

756,0

Sildenafil (Elter)

 

 

106,6

118,4

260,0

653,9

Viagra

667,0

704,2

461,5

360,7

328,5

314,6

Itaka

 

 

 

14,2

57,7

113,1

Viridil

 

 

9,6

13,0

4,1

60,0

Fuente: IMS (Dic´01, Dic´02, Dic´03, Dic´04, Dic´05, Dic´06)

 

La rápida expansión de este mercado comenzó en octubre de 2.002, cuando comienzan a aparecer nuevas versiones de la pastilla azul de Pfizer a precios mucho más económicos, algunos con muy poca diferenciación en cuanto a la imagen. Pero el crecimiento fuerte y la definición del liderazgo futuro en el segmento fue catalizada por la presentación de una sola tableta, siendo el equipo de Valmorca los pioneros en esta presentación, que buscó facilitar la compra a todos los estratos sociales por el menor precio posible a pagar, muy de la mano con su eslogan: porque todos tenemos derecho. Esto obligó a todos los productos que venían entrando al ruedo a imitar la iniciativa, so pena de no lograr una penetración efectiva en el mercado, tarde o temprano todos, incluso las trasnacionales se han visto obligados a brindar al mercado esta presentación.

 

Ya algún tiempo atrás perdió el liderazgo la famosa Viagra que hizo retornar las esperanzas a muchas parejas por todo el mundo, disfrutando por algún tiempo las ventajas de un monopolio protegido por la patente. Fue a finales del año 2.002, que comenzaron a aparecer en Venezuela alternativas de más bajo precio. Durante el 2.003, aparecen dos nuevos productos protegidos por patente que produjeron la desestabilización de Viagra de su cómoda posición. Muchos pensaron que Pfizer jamás perdería el primer lugar de este segmento en Venezuela como pregonan algunos expertos de marketing donde el primero es por lo general imbatible. Hoy muchos productos más económicos con diversas propuestas de calidad y precio fueron capaces de ampliar el mercado a todos los niveles de la sociedad venezolana y a todas las edades, y además las propuestas de otras moléculas que crearon nuevas expectativas, han dado como resultado un mercado muy competitivo en donde reina la diversidad de las ofertas que vemos hoy en las ventas de los distintos productos y las participaciones de mercado que hoy ostentan. El mercadeo ha sido fundamental en la composición que hoy vemos del segmento, pues al analizar a fondo el segmento vemos que el precio no ha sido la única prerrogativa para hacerse de un volumen mayor de unidades vendidas.

 

Miles de dólares

2.001

2.002

2.003

2.004

2.005

2.006

Mercado

15.435

16.631

16.983

25.921

35.766

50.471

Cialis

 

 

3.568

10.315

15.539

22.527

Duroval

 

54

1.614

2.925

5.037

7.787

Levitra

 

 

273

2.951

4.627

6.421

Viasek

 

 

507

1.769

3.503

5.172

Viagra

14.689

14.904

9.041

6.047

4.947

4.598

Sildenafil (Elter)

 

 

507

552

787

1.418

Fuente: IMS (Dic´01, Dic´02, Dic´03, Dic´04, Dic´05, Dic´06)

 

 

Todavía siguen apareciendo nuevos productos en el mercado con muy pocas opciones de tener un papel protagónico dada la poca diferenciación que pueden lograr a estas alturas, lo más probable es que entre los actuales 5 líderes del segmento se sigan repartiendo una mayor porción de la torta, dejando a los demás una participación marginal, y posiblemente la irremediable salida del mercado.

 

Por su parte, el Instituto Nacional de Higiene, adscrito al Ministerio de Salud, ha tratado en balde de frenar la publicidad masiva que aún mantienen algunos laboratorios irresponsables, dado que estos son productos que requieren prescripción médica y se está promoviendo la automedicación. Realmente la automedicación viene de un proceso de difusión entre el público que es imparable, viéndose salas de Chat en internet en donde se recomiendan unos a otros, incluso a gente que viene a visitar nuestro país, las tabletas que han usado en distintas ocasiones, que por lo general son las más vendidas. No escapa de las inspiraciones poéticas enaltecer en unos versos las propiedades benéficas de alguna de estas tabletas, tampoco faltan caricaturas humorísticas que asocian un producto con el acontecer nacional. Estos productos están en la diaria conversación de muchas personas. El proceso de difusión entre el público ha sido vital para que el segmento haya crecido como lo ha hecho hasta ahora.

 

Informaciones no confirmadas colocan a Venezuela en el segundo lugar de consumo per-cápita, sólo superados por Arabia Saudita. En otros países suramericanos de los que se dispone información, estos productos no se han desarrollado tan rápidamente como en Venezuela. Lo que si observamos es que las marcas que usaron en Centroamérica, Colombia, Ecuador y Perú serían objetadas por las autoridades sanitarias locales.

 

Muchos mitos o informaciones falsas han surgido de estos productos por la desinformación que se genera de personas poco conocedoras del tema, lo más recomendable es que quien quiera probar las bondades de estos productos debe consultar con un médico de confianza, dado que hay algunas contraindicaciones que deben ser atendidas, así como las reacciones adversas que deberían ser monitoreadas por un especialista de la salud.

 

A todas luces, la permanente erección de este mercado por lo visto durará un buen tiempo.
Onenet Site Builder